La blusa Medusa está hecha de 100% algodón, teñida de manera artesanal usando cáscaras de cebolla morada.

Por su pigmento vegetal tiene un color único, que puede ir cambiando tras su uso o lavada.

Cuidados:

  • Lava a mano con agua tibia y jabón neutro.
  • Seca tu prenda a la sombra y cuélgala por el elástico para conservar su forma.
  • Plánchala por el cuello y dobladillos a alta temperatura, cuidando su textura original.

Puedes llevar tus prendas a la tintorería para conservarlas por más tiempo.